Emilio Sastre es un pediatra burgalés creador de la fundación sanitaria Mayo Rey con cuyo esfuerzo se levantó un pequeño hospital en la población de Rey Bouba, al norte de Camerún. Este médico ha llevado la sanidad a uno de los rincones más pobres de África y es autor del libro “El veneno de África”

    • ¿Cómo llega un pediatra burgalés a fundar un hospital en un lugar tan recóndito como Camerún, ¿África enamora?

Por tenacidad y por azar. Siempre quise ir a África. Al terminar mis estudios de medicina tuve el deseo de ir a África a trabajar como médico. Luego lo fui dejando pero sin olvidar ese sueño. Tengo un amigo cazador profesional que organiza safaris de caza mayor en el Norte de Camerún en la región llamada Mayo Rey (Río Sésamo). Un día le pedí que me buscara un lugar para ir a trabajar cómo médico pediatra y unos meses después me facilitó ir a la localidad de Rey Bouba. Año tras año seguí yendo y viendo la situación sanitaria tan precaria de unas gentes que en una gran mayoría apenas disponían de nada y menos de recursos sanitarios al menos básicos. Así se fue gestando la idea de llevar sanidad a esas gentes tan abandonadas.

    • ¿En qué consiste tu fundación Mayo Rey? ¿Qué ayudas materiales y humanas has recibido?

Es una Fundación Sanitaria formada por un grupo de personas (Patronato y Comisión Sanitaria) cuyo proyecto era la construcción y equipamiento y posteriormente su mantenimiento, de un pequeño hospital en la población de Rey Bouba. El equipamiento se consiguió con donaciones de material y equipos médicos cedidos por el SACYL y el Hospital General Yagüe de Burgos, y por adquisición de equipos médico – quirúrgicos con la ayuda económica de subvenciones concedidas por entidades privadas y por el Ayuntamiento de Burgos. Además conseguimos en un par de años la oferta de colaboración voluntaria de profesionales sanitarios, enfermeras y médicos de toda España que van a Camerún para trabajar durante pequeños periodos de tiempo, campañas sanitarias de 3 semanas que se van turnando.

Recién nacido
    • ¿Es este el mejor proyecto de tu vida?

El proyecto de cada vida es la vida misma con todo lo que haces y puedes hacer y a veces lo que no puedes llegar a hacer. Este proyecto ocupa gran parte de mi tiempo y de mi vida.

    • ¿Cómo surgió la idea de publicar tu libro “El veneno de África”?(Se ha leído en el club de lectura de nuestro colegio)

Porque lo que vivía y veía cada día cuando estaba en Rey Bouba era tan nuevo, tan diferente, tan asombroso, tan apasionante para mí que cada noche escribía un diario con las impresiones y las dudas y las vivencias y la gente que me rodeaba. Luego esas notas, años después las reuní en un libro para intentar transmitir aquellas experiencias.

    • ¿Puedes compartir con nosotros alguna anécdota que aparezca en tu libro?

Hay tantas que no podría elegir. La muerte de un niño y la aceptación por la madre con una serenidad abrumadora es lo más impresionante que he vivido.

    • ¿El dolor es idéntico en todas partes?

Muchas cosas son idénticas en todos los seres humanos, pueden estar influidas por la cultura y por muchos factores pero en el fondo todos los seres humanos somos idénticos. El dolor nos une a todos. El sufrimiento nos hace a todos iguales. La enfermedad y la muerte es para todos lo mismo. Somos seres destinados a desaparecer.

Pareja de niñas
    • ¿Cuáles son las mayores necesidades que has encontrado entre tus pacientes cameruneses?

La pobreza imposible soslayar. No tienen elección. Y esa pobreza conlleva a todo el cortejo de circunstancias asociadas, la incultura es decir laignorancia, la falta de educación, el atraso, el oscurantismo, decide sus vidas y respecto a la sanidad les conduce a un elevado riesgo de enfermedad y a una vida corta, mucho más que en otras zonas del mundo.

    • ¿Qué has aprendido de ellos?

La humildad, la sencillez, la esperanza a pesar de todo tan duro, tan adverso, la aceptación de la vida y de la muerte. Y por otra parte la ingeniosidad, el coraje, la alegría, la capacidad de reírse de sí mismos.

    • ¿Qué cambió en tu vida tras volver de África?

Aparentemente en nada. Interiormente en casi todo.

    • ¿Crees que los medios de comunicación ofrecen una imagen ajustada de la realidad africana?

No, en absoluto. La imagen de África es de desastres naturales o hambrunas o guerras atroces y exilios masivos. O de safaris y vida de animales salvajes, y de tribus ¿? o etnias pintorescas que hace tiempo dejaron de existir pero que para el reportaje se disfrazan de sus antiguos ropajes y muestran sus tradiciones. Esto es muy interesante pero no es África. Hace mucho dejó de serlo. Hoy África es un continente en busca de una salida digna para sus países y para sus habitantes.

Pareja esperando a ser atendida
    • ¿Cómo es tu día a día en el hospital de Camerún?

La vida comienza a las 6 de la mañana. A las 8 empezamos a trabajar comemos cuando se puede, a veces muy tarde y seguimos hasta que no queda ningún paciente. Luego la noche es la tregua.

    • ¿Qué otros proyectos al margen de los sanitarios consideras vitales para la región en la que está vuestro hospital?

Educación por encima de todo. Agua en las pequeñas aldeas que viven en condiciones durísimas. Información sanitaria. Vías de comunicación. Bueno hace falta casi de todo.

    • ¿Cuántos de los niños que atiendes llegarán a tener una Educación Secundaria?

Poquísimos. Muy pocos si son niñas y pocos niños,que serán necesarios para el trabajo agrícola en sus hogares. Los estudios implican gastos que por pequeños que sean poca gente se puede permitir. Además hay una gran falta de estímulo para estudiar.

    • ¿La ausencia de materias primas de interés ha favorecido que Camerún sea un país con pocos conflictos bélicos?

Sin duda. La gran mayoría de los conflictos graves en África se deben a la codicia de los blancos occidentales y a sus grandes compañías. Camerún se ha librado porque no tiene nada en particular que occidente desee.

Niñas curiosas
    • De Camerún adoras…

La sensación de ser útil. La calma, la paz.

    • ¿Colaboras con otras organizaciones humanitarias?

Sí, en Camerún

    • En tu tiempo libre…

La música. Leer. La naturaleza que siempre está ahí y que nunca te abandona.

      • El Ministerio de Asuntos Exteriores no recomienda viajar a muchos países africanos en estos momentos pero tú sigues volviendo. ¿No tienes miedo?

El Ministerio debe de evitar conflictos o problemas de los que luego tenga que responsabilizarse y solucionar. Ir allí es un deseo y un compromiso. No tengo miedo.

        • Cuando quieres perderte, desconectar, relajarte…

La Naturaleza.

          • ¿Cómo podemos ayudar a tu fundación?

Nuestra Fundación es una organización pequeña para una responsabilidad bastante grande. Necesitamos un flujo constante de ayuda económica para poder mantener nuestro proyecto. Dada la situación de los habitantes de esa región nos resulta imposible que nuestro proyecto se autofinancie, si queremos mantener una asistencia sanitaria verdaderamente social, es decir benéfica. Con los socios Amigos de la Fundación que aportan cantidades tan pequeñas como 5 € al mes nosotros podemos hacer mucho allí. 5 € no son casi nada para cualquier economía occidental. Necesitamos socios Amigos de la Fundación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *